El Govern buscó financiación para la independencia en el exterior y pidió 11.000 millones a China, según un testigo

El guardia civil que analizó la documentación intervenida en los registros del exsecretario de Hacienda de la Generalitat Lluís Salvadó ha explicado en su declaración como testigo en el juicio del ‘procés’ que el Govern buscó financiación en el exterior para mantenerse tras la declaración de independencia y que llegaron a pedir 11.000 millones de euros a China.

El agente, que ha señalado que el registro fue “espectacular” en cuanto a la documentación encontrada, ha explicado que localizaron en un pendrive un texto copiado de un correo electrónico “sin remitente” en el que se hablaba de que pidieron financiación a China a través de emisión de deuda pública.

El testigo ha explicado que el Govern estaba trabajando en la puesta en marcha de una agencia tributaria catalana pero que esta “no estaba preparada para comenzar a actuar al día siguiente a la independencia” y que por este motivo la Generalitat había hecho un cálculo de lo que necesitaría para “soportar” desde que se declarara hasta que tuviera una estructura capaz de recaudar impuestos como “cualquier país”.

Además de estos 11.000 millones, contaban -según el testigo- con 4.500 millones que pensaban recaudar desde el primer momento de los impuestos pagados por el “sector público catalán”, con otros 6.000 millones de los ayuntamientos y de 1.300 millones de recaudación de impuestos propios. En total, según los datos que ha dado el agente, 22.800 millones.
Factura de IBM por 240.000 euros

El agente ha explicado que en el despacho de Salvadó se encontró una factura de IBM por importe de 240.000 euros para el desarrollo de un programa informático para poner en marcha la agencia tributaria catalana.

El testigo ha explicado que según la documentacion intervenida este ex alto cargo se encargaría de la recaudación de impuestos mientras que el actual vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, se encargaría del Banco Central de Cataluña.

El testigo ha explicado que los miembros del Govern realizaron varios viajes al extranjero para el diseño de las estructuras de Estado, como uno de Aragonés a Eslovenia en enero de 2017. En las referencias encontradas, según informa Europa Press, se hacía una comparativa entre este país y Cataluña aunque no de forma “exacta”, ya que se recordaba que “Eslovenia hizo frente al Ejército yugoslavo” pero “Yugoslavia era una federación en colapso y España era un país poderoso”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: