El G7 pide regulación para Libra, propone impuesto corporativo mínimo para las tecnológicas

El G7 pide regulación para Libra, propone impuesto corporativo mínimo

Las monedas digitales como Libra, de Facebook, deben estar sujetas a “los más altos estándares regulatorios” para asegurar que no se utilizan para blanquear capitales y para garantizar la protección de los usuarios, instó el jueves una comisión de trabajo del G-7. 

Estas conclusiones llegaron al mismo tiempo que los ministros de finanzas del G7, reunidos en la comuna francesa de Chantilly, acordaban abordar los desafíos fiscales planteados por la economía digital y sacar adelante planes para fijar un impuesto de sociedades mínimo, según un sumario de la reunión de dos días al que tuvo acceso Reuters.

Las conversaciones en Chantilly estuvieron dominadas por los planes de Facebook para Libra, junto a la honda preocupación de los políticos de los distintos países por que las pujantes grandes empresas de tecnología invadan áreas de poder que pertenecen a los Estados soberanos, como la emisión de moneda. 

“Todo el mundo comparte la visión de que las nuevas tecnologías pueden ofrecer ventajas”, dijo a Reuters el ministro de Finanzas canadiense, Bill Morneau. 

“Pero la gente quiere (una oferta tecnológica) segura y barata, no sólo barata. Por eso nuestro trabajo es pensar también en la seguridad…. Tenemos una creciente percepción de que necesitamos trabajar juntos en esto”.

Entre las preocupaciones se incluye el temor a que las ambiciones de Facebook de crear una moneda digital puedan debilitar el control de los Estados sobre las políticas monetarias y bancarias, así como que planteen riesgos de seguridad.

Los reguladores y los Estados han pedido a Facebook que respete las normas contra el blanqueo de dinero y garantice la seguridad de las transacciones y de los datos de los usuarios.

Otra de las principales preocupaciones expresadas en la reunión fue la de la mejor manera de gravar a las grandes empresas tecnológicas, con Francia deseosa de aprovechar su presidencia del G7 para recabar apoyos para una fiscalidad mínima que evite que las tecnológicas busquen países con regímenes impositivos bajos para obtener beneficios.

“Los ministros acordaron que una imposición mínima, como por ejemplo la del régimen GILTI de Estados Unidos (un régimen impositivo que grava un 10,5% las ganancias provenientes de bienes intangibles en el extranjero), contribuiría a asegurar que las empresas paguen una cuantía impositiva justa”, concluyó el sumario consultado por Reuters. 

El G7 pide regulación para Libra, propone impuesto corporativo mínimo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: