Un coche patrulla apedreado por chalecos amarillos en Lyon

Pocas excepciones a la jornada tranquila durante las protestas de los chalecos amarillos.

Esta es una de ella. Los policías que van a bordo de un coche patrulla en la ciudad de Lyón fueron avistados por algunos de los manifestantes.

Inmediatamente se convierten en blanco de piedras y todo tipo de objetos.

Loa agentes hacen sonar la sirena para alejarse del lugar pero la autopista está atascada.

Finalmente llegan antidistrubios de refuerzo y la autopista empieza a despejarse para seguir camino.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: