Trump elimina las excepciones para comprar crudo a Irán. El petróleo en subida.

El Gobierno estadounidense ha anunciado este lunes el fin de las exenciones para la compra de petróleo iraní, con el objetivo de reducir “a cero” las exportaciones de Teherán, a la vez que tomará acciones “coordinadas” con Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos para mantener el “suministro global”.

“El presidente Donald J. Trump ha decidido no renovar las Excepciones de Reducción Significativa (SRE, en inglés) cuando expiren a principios de mayo. Esta decisión busca llevar las exportaciones de petróleo iraní a cero, denegando al régimen su principal fuente de ingresos”, ha señalado la Casa Blanca en un comunicado.

Por su parte, Irán ha juzgado las sanciones de “ilegales”.

Entre los ocho países a los que Washington había dado una exención de 180 días que terminaba el próximo 2 de mayo, se encuentran algunos de los mayores compradores de crudo iraní: China, Turquía e India.

Por su lado, el secretario de Estado, Mike Pompeo,ha recalcado que con esta decisión el gobierno del presidente Trump “está acelerando la campaña de presión de un modo calibrado que conjugue nuestras metas de seguridad nacional mientras mantenemos bien abastecidos a los mercados globales de petróleo”.

“No habrá más exenciones más allá del 2 de mayo. Punto”, ha subrayado Pompeo en rueda de prensa desde el Departamento de Estado.

Caen las exportaciones petroleras
Desde su llegada a la Casa Blanca en enero de 2017, Trump ha elevado la presión sobre Teherán y cumplió en mayo de 2018 con su promesa electoral de retirar a Washington del acuerdo nuclear alcanzado por la Administración precedente del presidente Barack Obama junto con otras cinco potencias internacionales.

El pacto, firmado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), limitaba el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales contra Teherán.

Como consecuencia del endurecimiento de las sanciones, las exportaciones petroleras de Irán han caído a cerca de unos 800.000 barriles diarios, de los 2,5 millones anteriores, y la moneda nacional, el rial, se ha devaluado fuertemente.

La decisión de Estados Unidos, adelantada por el Washington Post, ya había provocado una importante subida del precio del crudo Brent para entrega en junio, que ha tocado este lunes un nuevo máximo anual, por encima de los 74 dólares, dejando atrás el desplome registrado a finales de 2018.

El petróleo de referencia en Europa ha abierto al alza en el mercado de futuros de Londres, donde sobre las 8:00 horas se cotizaba a 74,20 dólares por barril, un 3 % más respecto al cierre de la sesión anterior, el pasado jueves.

Este nuevo repunte sitúa al Brent en un máximo desde principios de noviembre de 2018. A finales de ese año, el crudo cotizaba en 49,93 dólares y, desde entonces, ha subido unos 25 dólares, en torno al 50 %.

Acuerdo con Arabia Saudí y Emiratos
Asimismo, Estados Unidos ha anunciado un acuerdo con Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos para “asegurar” que los mercados globales de petróleo se mantienen suministrados de manera “adecuada”, según ha explicado la Casa Blanca en un comunicado. De esta forma, los tres productores incrementarán su bombeo para compensar las exportaciones de Irán.

Según ha especificado Pompeo, Estados Unidos y sus aliados están ya trabajando “directamente” con los antiguos clientes de Irán para proporcionarles el petróleo que demandan.

El secretario del Departamento de Estado ha asegurado que el pleno cumplimiento de las sanciones llevará a 10.000 millones de dólares (unos 8.888 millones de euros) al año los ingresos petroleros de Irán, frente a los 50.000 millones de dólares (unos 44.441 millones de euros) anteriores.

De esta forma, la Administración Trump se ha mostrado “determinada” a expandir la presión económica sobre Teherán con el objetivo de “llevar a cero” las exportaciones de crudo procedente de Irán, negando así la principal fuente de ingresos del país de Oriente Próximo.

El pasado 5 de noviembre, Estados Unidos eximió a esos ocho países de cumplir el embargo a las exportaciones de petróleo de Irán que entraron en vigor ese mismo día debido a sus “circunstancias especiales”, así como a que era necesario para “asegurar” que el mercado de crudo estuviera “bien abastecido”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: