Sube el Dax, se mantiene el resto. Alzas del petróleo debido a los ataques a los petroleros quiza por Iran. La bajada de tipos y los malos datos macro de China en el tablero

Sube el Dax, se mantiene el resto. Alzas del petróleo debido a los ataques a los petroleros quiza por Iran.

Sesión alcista de la mano de un apoyo puntual del precio del crudo que está cerca de los 53 $ y que tiene una doble cara, por un lado es un apoyo a los activos de riesgo, pero por otro nos abre la puerta a un panorama realmente tenso tanto en la geopolítica como en la macroeconomía porque ambos factores están relacionados en el día de hoy.

Primero de todo, recordemos que Donald Trump necesita que bajen los tipos de interés, la Reserva Federal para poder bajarlos necesita que la inflación descienda, y para que la inflación esté floja necesita que el precio del crudo esté bajo. Si pasa cualquier cosa y el precio del crudo repunta más de lo debido, no se puede dar todo lo anterior, así que aquí está el punto de peligro del evento geopolítico que hemos tenido en el día de hoy.

En el frente de la guerra comercial, no existen noticias relevantes, pero según se va acercándose a reunión del G20, donde Donald Trump ha amenazado con imponer los aranceles de forma inmediata si el presidente de China no aparece, Trump intenta endulzar la situación diciendo que tiene esperanzas de alcanzar un buen acuerdo en esa fecha.

Nos hemos despertado con un evento en el golfo de Omán en donde dos petroleros tuvieron problemas, con explosiones incluidas y teniendo que ser evacuados de forma total. Según se desarrollaban los acontecimientos, la quinta flota norteamericana decía que había recogido dos avisos en problemas por separado, es decir, que no fue una llamada conjunta, y además la armada real británica también está investigando el asunto.

Según iban pasando los acontecimientos y las noticias llegaban con cuentagotas, había informaciones no contrastadas acerca de que un ataque con torpedos había tenido lugar en la zona. Con el tiempo, al final, la asociación de petroleros internacional ha confirmado que fueron atacados y que llevaban carga procedente de Japón. Evidentemente, todo el mundo está mirando a Irán y los propios iraníes desconfían de todo este asunto diciendo que es, como poco, sospechoso, porque el ataque tuvo lugar cuando el primer ministro japonés se reunía con su equivalente iraní. Naciones Unidas ha llamado a esclarecer el asunto, condenando el ataque y muchos países del Golfo pidiendo que se actúe para garantizar la seguridad de la zona.

Además, en el sur de Arabia Saudita ha habido un ataque con misiles procedente de Yemen, donde presumiblemente los rebeldes han tenido protagonismo, además, dichos rebeldes hasta cierto punto están apoyados por Irán, por lo que todas las sospechas van en el mismo sentido. Como contestación, la alianza encabezada por Arabia Saudita ha bombardeado instalaciones en el país que se utilizaban como almacenamiento de armas.

Para rematar el asunto, la zona del golfo de Omán en donde ha tenido lugar el ataque, hace un mes ya hubo situaciones similares y la asociación de petroleros teme por la integridad de las tripulaciones en el estrecho de Ormuz, avisando de un peligro para el suministro occidental de crudo si esas aguas se vuelven inestables. Recuerden que la armada norteamericana ya dijo que estaba lista para proteger esas aguas.

En resumidas cuentas, tenemos que el precio del crudo rebota justo en la zona de los mínimos del mes, buscando intentar un doble suelo que puede darnos algo de extensión al alza, pero todavía estamos lejos de los niveles que generaron un repunte de la inflación semanas atrás, pero un incremento del mismo no se puede descartar, al mismo tiempo que un incremento de la tensión entre Estados Unidos e Irán.

Por lo tanto, la evolución de las petroleras ha sido uno de los puntos importantes del día, aunque la situación se relajó y las petroleras casi no mejoran y quien saca tajada son los recursos básicos.

El otro punto de atención está situado en Italia, ya que Europa se reúne para hablar sobre la deuda de Italia y dejar muy clara la situación: necesitan más datos y un camino claro de reducción de la deuda para evitar el procedimiento sancionador.

Italia, por su parte, sigue haciendo declaraciones para intentar evitarlo y que sigue buscando caminos para poder compaginar su compromiso para rebajar impuestos con la compensación de esa pérdida de ingresos por parte del Estado.

Además, hoy hemos tenido una subasta, con descenso de los tipos de interés, de forma muy ligera, y han hecho público el listado de países de los compradores de la deuda a más largo plazo, a 2040, siendo el 64% fuera del propio país.

Esto se hace para que se muestre la confianza que tienen los extranjeros en la estabilidad del país para poder cobrar esa deuda, pero en cierto sentido no vale demasiado, precisamente porque si Italia saliese de la zona euro, la deuda seguiría estando en esa moneda, por lo que el único riesgo que habría es la del impago de esa deuda o una quita, eventos que harían bastante daño una economía como la italiana, por no decir mucho daño.

Hablando de economía y de crudo, hoy la OPEP ha reducido todavía más la perspectiva de crecimiento de la demanda en 2019 y 2020, hablando de que la producción sigue siendo muy alta y que las tensiones comerciales de largo plazo siguen reduciendo la perspectiva de mejora de la economía, lo que directamente daña la perspectiva de crecimiento.

Precisamente, la continuidad y larga duración del conflicto comercial es lo que está haciendo que el crudo tenga verdaderos problemas para poder capitalizar las tensiones en aguas internacionales cerca del Oriente Medio.

Hablando de economía, y también de crudo, la lectura final de la inflación en Alemania confirma el descenso, se aleja la interanual del 2% y alcanza el 1,4%. También, malas noticias para la economía de la zona euro porque la producción industrial en el mes de abril vuelve otra vez a estar en negativo.

Rematando los datos macroeconómicos, las peticiones de desempleo semanales han subido cuando se esperaba ligera bajada, pero todavía seguimos en niveles bajísimos, pero se nota que desde 2018 estamos creando un suelo, con imposibilidades seguir la tendencia bajista, así que unida está estabilidad, con la perspectiva de problemas en el crecimiento, pues hay miedo entre los operadores a que veamos un incremento paulatino de las peticiones de desempleo semanales, que es lo que representa la antesala de problemas más serios.

Si miramos al mercado por dentro, tenemos que la mayoría de supersectores en Europa están en positivo con el de recursos básicos como uno de los más importantes junto con los de inmobiliarias y constructoras, estos últimos hasta cierto punto alentados por los acontecimientos en Estados Unidos, recuerden que ayer conocimos que tanto la adquisición de hipotecas para compra como la refinanciaciones de las mismas tuvieron un disparo muy importante por la bajada de los tipos hipotecarios, así que las posibles ayudas del BCE en la zona euro podrían revitalizar un poco más el sector.

Las minoristas en el día de hoy son uno de los peores junto con los valores de bienes personales y del hogar tras la noticia de que Marcks & Spencer había colocado nuevas acciones, y eso ha sentado mal.


Sube el Dax, se mantiene el resto. Alzas del petróleo debido a los ataques a los petroleros quiza por Iran.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: