Rajoy frenó la batalla con Atlantia y y facilitó el acuerdo con Florentino Pérez por Abertis CARLOS SEGOVIA (El Mundo)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, frenó la guerra judicial con Atlantia por el control de Abertis ante el temor a terminar perdiendo en el Tribunal de Justicia de la UE y arrastrar al Estado al pago de una indemnización multimillonaria. Fuentes gubernamentales confirman que la decisión de no presentar recurso y solicitar la suspensión cautelar de la OPA italiana sobre Abertis fue tomada «por presidencia del Gobierno con la Abogacía del Estado». Esta medida de Rajoy desbloqueó la semana pasada el cambio de control de Abertis y ha facilitado al tiempo el acuerdo que ultiman el presidente de ACS, Florentino Pérez, y el máximo ejecutivo de Atlantia, Giovanni Castellucci, para compartir la multinacional española y concesionaria líder del Estado.El ministro de Energía, Álvaro Nadal, y el de Fomento, Íñigo de la Serna, barajaron la batalla judicial por considerar que la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a la OPA de Atlantia debía ser suspendida cautelarmente por irregular. La CNMV dio su visto bueno sin esperar a que los italianos obtuvieran los permisos correspondientes. Sin embargo, el presidente del Gobierno, asesorado por la directora de la Oficina Económica, Eva Valle, decidió no presentar recurso. Por un lado, habría supuesto que el Estado tuviera que depositar un aval multimillonario para responder por el posible efecto de perjuicio a los accionistas de Abertis, que incluyen multitud de fondos extranjeros. Por otro, según la Abogacía del Estado había peligro de que el litigio acabara en el Tribunal de Justicia de la UE con resultado contrario a España y obligación de indemnizar.Superado este escollo, ACS y Atlantia esperan formalizar su acuerdo de forma inminente previa convocatoria de los consejos de administración tras obtener ayer otra decisión administrativa que allana el camino: la luz verde de la CNMV a la OPA de Hochtief, la filial alemana de ACS, sobre Atlantia. Ayer se produjo la autorización y permitirá al grupo italiano retirar su OPA y convertirse en cooferente de la de Hochtief. El plan es que ACS y Atlantia compartan el control y gestión de Abertis hasta, al menos, avanzada la próxima década sin trocearla. Fuentes gubernamentales aseguran que ni De la Serna ni Álvaro Nadal han sido aún informados por ambos grupos, pero se da por hecho que su disposición será más positiva, si se garantiza que Abertis no queda bajo control italiano y en riesgo de desguace.De momento, solo el acercamiento entre el grupo ACS y la italiana Atlantia para estudiar una OPA conjunta sobre Abertis ha abaratado ya el coste de la concesionaria de autopistas en más de 1.000 millones de euros. Ambos grupos trabajan a contrarreloj en las fórmulas jurídicas para repartirse el accionariado de la compañía catalana y evitar una batalla que supondría un gran desgaste financiero para las partes. El precio más alto ofertado en estos momentos por Abertis es de 18,36 euros por acción tras la ‘luz verde’ concedida ayer por la CNMV a la filial germana de ACS, lo que valora al grupo opado en 18.183 millones de euros. El precio es un 5,4% inferior a los 19,4 euros que cotizaban las acciones de Abertis ante de que ambas compañías reconocieran la existencia de «negociaciones», lo que otorgaba al grupo un precio de 19.213 millones de euros. Inversores y bancos de inversión preveían hasta mediados de la pasada semana una larga batalla financiera entre ACS y Atlantia para hacerse con el control de Abertis. El grupo italiano había señalado en varias ocasiones tener capacidad y margen financiero para mejorar la oferta realizada por Florentino Pérez, mientras que desde el entorno de la constructora española también se sacaba músculo. «Si la mejoran, nosotros responderemos», explicaban los asesores de ACS. En este escenario, los títulos de Abertis cotizaban disparados con rumbo al entorno de los 20 euros, una situación que favorece a todos los accionistas de la compañía. El gran beneficiado habría sido La Caixa, que en los últimos meses ha visto cómo se dispara el valor su participación del 21,5% en el grupo al calor de las OPAs. La aprobación ayer de la CNMV inicia una cuenta atrás para la resolución de la operación. ACS tiene ahora un plazo de cinco días hábiles para anunciar la operación, plazo tras el cual se inicia un periodo de 30 días naturales en el que los accionistas de Abertis tienen que decidir. Ya no tendrán la alternativa de Atlantia sobre la mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.