¿Podría haber fracasado la segunda cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump?

Cambio drástico de planes

Parece que los planes iniciales del encuentro han quedado fuera de lugar. El almuerzo y la ceremonia de firma ya no tendrán lugar.
Ahora se espera que Trump dé una conferencia de prensa en solitario, según la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders.
Iremos actualizando con las últimas noticias sobre la cumbre.

El segundo encuentro entre el presidente estadounidense Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un tiene como objetivo avanzar en el diálogo sobre desnuclearización.

“Si no tuviera voluntad de hacerlo, no estaría aquí ahora”, afirmó Kim en el transcurso del encuentro, al ser preguntado por un periodista sobre si tiene voluntad de “desnuclearizarse”.

Trump dijo entonces a la prensa que las palabras de Kim son “probablemente la mejor respuesta que hayan oído jamás” y que “apreciaba mucho” que no hubiera habido nuevas pruebas de misiles nucleares en Corea del Norte desde el final de 2017.

A la pregunta de otro reportero que inquirió sobre los pasos concretos que está dispuesto a dar para desnuclearizarse, Kim dijo: “Eso es lo que estamos tratando ahora mismo”. Se trata de la primera vez en la que el líder norcoreano responde a la prensa extranjera.

A Trump se le preguntó a su vez sobre una posible declaración sobre el fin de la Guerra de Corea (1950-53) y el presidente de EE.UU. dijo que “en última instancia tendremos un acuerdo que será muy bueno para el líder Kim y su país”.

“No significa que vayamos a acordarlo en un solo día, en una sola reunión, pero de verdad creo que con este gran liderazgo Corea del Norte tendrá mucho éxito” añadió.

La apertura de oficinas de enlace de Corea del Norte y EE.UU. en Washington y Pyongyang respectivamente es algo que se cree que podrían acordar ambas partes en la declaración conjunta que tienen previsto firmar hoy al término de la cumbre.

Esto supondría abrir la puerta a que los dos países comiencen a mantener relaciones diplomáticas propiamente dichas por primera vez en la historia.

Al preguntar la prensa a Kim si se estaba hablando sobre la pésima situación de los derechos humanos en Corea del Norte durante la cumbre, Trump tomó la palabra y aseguró que están debatiendo sobre todos los asuntos posibles.

El mandatario estadounidense añadió que ambas partes están teniendo “conversaciones muy productivas” y que la relación bilateral “es mejor que nunca”.

Al término de la reunión ambas delegaciones compartirán un almuerzo antes de firmar la mencionada declaración conjunta.

La cumbre empezó ayer en Hanói, Vietnam, con optimismo, sonrisas, apretones de mano y promesas de buena voluntad. Sobre la mesa podría encontrarse un acuerdo para declarar el fin formal de la guerra de Corea. A cambio del acuerdo de paz y la relajación del régimen de sanciones internacionales, Kim podría conceder el desmantelamiento de su centro nuclear de Yongbyon.

Se espera que esta segunda cumbre Trump-Kim sirva para hacer avanzar el proceso de desnuclearización que ambas partes plantearon en su primera reunión del año pasado en Singapur.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies