Podemos exige que la banca pague más que el resto de empresas en su propuesta alternativa de presupuestos

Podemos reclama al Gobierno un tipo mínimo del 20% en el Impuesto de Sociedades sólo para las entidades financieras y las empresas de hidrocarburos y mantener en el 15% el del resto de grandes compañías, al tiempo que ha urgido a limitar a cuatro años las deducciones por pérdidas entre las nuevas exigencias para respaldar los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

El documento con las nuevas exigencias, titulado Presupuestos con la gente dentro. Democracia es Estado social ha sido presentado por el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, en un acto celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, casi tres semanas después de que se reuniera con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Moncloa para abordar estas negociaciones.

Iglesias ha asegurado que el Gobierno “conoce este documento antes” de que Podemos lo haya presentado, ya que este mismo lunes se lo han enciado, y que no pretenden “presionar” al Ejecutivo, sino “intentar centrar en la agenda los temas que importan” a la gente, como fiscalidad, educación y vivienda, convirtiendo las negociaciones “en un debate público”.

En concreto, cinco son las medidas que Podemos considera que van a “condicionar en mayor medida” el respaldo a los presupuestos, dos de ellas ya incluidas en el precuerdo alcanzado entre Sánchez e Iglesias, la actualización de las pensiones con el IPC y hacer progresiva la contribución fiscal de los autónomos, y otras dos nuevas presentadas en este documento: rebajar el precio del alquiler y la factura de la luz y el incremento del salario mínimo interprofesional hasta los 1.000 euros.
Sacar pisos vacíos al mercado del alquiler

En materia de vivienda y para pinchar la burbuja del alquiler, la formación de Pablo Iglesias propone obligar a los grandes tenedores de vivienda con más de diez pisos, a sacarlos al mercado del alquiler a un precio asequible y a que los ayuntamientos puedan poner un precio tope en determinadas áreas según las condiciones del piso.

Por eso, una de las propuestas que incluye este documento se dirige a garantizar el derecho a la vivienda, dando “herramientas” a los ayuntamientos, mediante la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos, para que se puedan poner en el mercado las viviendas vacías.

Insisten en que los contratos de arrendamiento vuelvan a durar un mínimo de cinco años y de diez años si la propiedad es de una persona jurídica, y abogan porque la Administración recupere las viviendas que gobiernos anteriores (estatales, autonómicos o municipales) malvendieron a la banca y a los fondos buitre. “Esta recuperación debería producirse a los mismos precios a los que ellos adquirieron la vivienda pública”, ha puntualizado.
Reducción de tasas de matrícula y tope máximo en la factura de la luz

La dirección de la formación también propone medidas para bajar el precio de la factura de la luz, como el establecimiento de una tarifa familiar que tenga un tope máximo en la factura de la luz y uno mínimo dependiendo de las rentas del hogar. En este sentido ha explicado que habría que estudiar si tocar el total de la factura o sólo la parte variable, como ya ocurre en el Reino Unido.

Otras medidas en materia educativa y social, son la reducción de las tasas de matrícula, con una rebaja del 50% o 60% y que el único criterio para la concesión inicial sea de orden socioeconómico, avanzar hacia una red de escuelas de 0 a 3 años pública y gratuita, material escolar gratuito en las etapas obligatorias, financiar el Pacto de Estado de Violencia de Género y reformar la ley electoral.

En este ámbito, Podemos también reitera la necesidad de derogar las leyes mordaza y eliminar “los delitos medievales” de ofensa a los sentimientos religiosos e injurias a la Corona, así como endurecer el régimen de incompatibilidades para evitar las denominadas “puertas giratorias”.

La dirección de Podemos considera imprescindible que se restablezcan las ayudas a la dependencia y las medidas en Educación y Universidad para poder apoyar los Presupuestos Generales del Estado de 2019.
Propuestas con un impacto de más de 10.000 millones

El documento, que contiene propuestas con un impacto total de más de 10.000 millones de euros, supone en algunos puntos una ampliación de exigencias. Es el caso del nuevo impuesto sobre transacciones financieras (ITF) para el que piden un gravamen del 0,2% para la compraventa de acciones y del 0,02% para los productos derivados, frente al 0,01% que propuesto inicialmente.

En materia de fiscalidad e impuestos, Podemos plantea recuperar la cotización para las cuidadoras familiares o cambiar la regulación de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis) para que el beneficio no distribuido tenga un tipo efectivo de al menos el 20% en el Impuesto de Sociedades.

Además vuelven a reclamar que la subida del tipo marginal máximo de IRPF se aplique a partir de 120.000 euros anuales, cuando parecía pacificado que se aplicaría a ganancias superiores a 140.000 euros.

También plantea reformular el impuesto especial al juego, para “aumentar la contribución que los beneficios que estas empresas tienen que hacer al conjunto de la sociedad para tratar a las personas adictas al juego”.

El documento incluye medidas de lucha contra el fraude y la elusión fiscal como una ley anual tributaria así como la creación de una Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF).

Además, urge a impulsar un Estatuto Básico para la Agencia Estatal de Administración Tributaria con el fin de garantizar su autonomía, una dirección profesional y objetiva, y la erradicación del uso partidario de la institución. “Es necesario asimismo un aumento gradual del personal de la AEAT (Agencia Tributaria)”, reitera.

Un comentario sobre “Podemos exige que la banca pague más que el resto de empresas en su propuesta alternativa de presupuestos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.