Ocho multinacionales facturaron 4,2 millones de euros a la Generalitat por la consulta del 9-N (El Mundo)

Entre la quincena de empresas contratadas para servicios relacionados con la consulta ilegal del 9 de noviembre de 2014 figuran ocho multinacionales que cobraron un total de 4,2 millones de fondos públicos. Así lo certifica el informe final del fiscal jefe del Tribunal de Cuentas, al que ha tenido acceso EL MUNDO. Telefónica y Media Planning, principalmente, pero también Hewlett Packard, T-Systems, Fujitsu, Axa, Vodafone y Colt figuran como suministradores de los contratos de 2014 que la Generalitat adjudicó “sin cobertura legal” con perjuicio a las arcas públicas, según el fiscal Miguel Ángel Torres. Torres se ciñe a su labor en el Tribunal de Cuentas y no entra en la actuación de las empresas, pero basa en sus contratos la petición, avanzada por este diario en su edición de este jueves, de que Artur Mas y su equipo sean condenados a devolver a las arcas públicas el dinero que les facturaron. La presencia de grandes empresas en torno al 9-N contrasta con la precaución que tuvieron en su mayoría tres años después para el también ilegal 1-O. Empresas catalanas de menor tamaño como Unipost, participaron en ambas consultas, pero las grandes corporaciones destacan en la de 2014.Ordenadores para el votoEl fiscal considera acreditado que, conocida ya sobradamente la decisión del Tribunal Constitucional de suspender la consulta por ilegal, “el Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació de la Generalitat (CTTI) solicitó el 23 de octubre de 2014 a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Telefónica de España y Telefónica Soluciones el suministro urgente de 7.000 ordenadores” para ser utilizados en las mesas de votación. El ente catalán recurrió para ello un contrato de colaboración con Telefónica, suscrito en 2012.”Los 7.000 ordenadores portátiles adquiridos fueron entregados y depositados por el proveedor entre los días 31 de octubre y 4 de noviembre”, asegura el fiscal. Es decir, a tiempo para las mesas de la consulta. Telefónica los entregó “en una parte en almacenes dependientes de las delegaciones territoriales del Gobierno de la Generalitat y otra parte en almacenes dependientes de Fujitsu a la espera de ser preparados mediante la instalación de los programas informáticos que iban a ser utilizados en la votación”. El importe final fueron 2,78 millones. El Departamento de Educación no dijo que fuera para la consulta, sino por “la necesidad inaplazable” de “dar respuesta a las necesidades informáticas específicas de los centros docentes públicos”. Agrega que Telefónica y Vodafone facturaron otros 116.841,48 euros por servicios de call center y mensajería.Campaña de publicidad El Departament de la Presidència, dirigido entonces por Francesc Homs, formalizó el 24 de octubre de 2014 el contrato con el grupo Media Planning (MPG), perteneciente al grupo Havas, para “la inserción en los medios de comunicación de los diversos contenidos de la campaña institucional para informar sobre el proceso de participación ciudadana del 9-N”. MPG ejecutó la campaña “durante el mes de noviembre hasta el día de la votación, a pesar de la suspensión constitucional”, afirma el fiscal. MPG ha admitido a la investigación albaranes y facturas por un valor total de 806.403,52 euros. La primera factura -11.785,78 euros- fue pagada por el Fondo de Liquidez Autonómica en 2015 y el resto, por la Generalitat.Servicios informáticos El citado CTTI de la Generalitat “encomendó a Fujitsu la realización de una serie de servicios informáticos para dotarse de los medios electrónicos para facilitar la consulta”, entre ellos, “apoyo telefónico y, si es necesario durante la jornada, la intervención de personal para solucionar problemas in situ”. La multinacional japonesa facturó por ello 329.539,88 euros, según el informe.Red y web”El CTTI contrató la asistencia y el soporte para la plataforma web y el aseguramiento de la red con Colt, T-Systems y la UTE Hewlett Packard-Vass”. Facturaron 74.878,06 euros. A ello se añaden los 136.720,85 euros cobrados por T-Systems por su “servicio de apoyo 24 horas al CTTI durante el fin de semana del 9-N” o la web para registrar los resultados.Seguros La Generalitat solicitó a a su aseguradora habitual, Axa, una póliza de seguro de accidentes para los más de 25.000 voluntarios del 9-N. Pagó 1.279,12 euros, pero “el erario público catalán no debería haber asumido ese gasto”.TE PUEDE INTERESAR

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: