Macron guarda silencio mientras se agrava la crisis política por el caso Benalla

En Francia la crisis política generada por el denominado caso Benalla sigue creciendo mientras el presidente del país, Emmanuelle Macron guarda silencio.La Fiscalía de París ha decidido abrir este domingo una investigación judicial sobre este asunto tras poner en libertad con medidas cautelares a Alexandre Benalla. El exguardaespaldas del presidente francés fue detenido el pasado viernes para interrogarle sobre un vídeo en el que se le ve, presuntamente, agrediendo a manifestantes en las protestas del pasado 1 de mayo en París.

Durante la jornada el juez de instrucción deberá determinar si le imputa tanto a él como a los otros 4 detenidos. La oposición no ha ahorrado reproches a Macron ante su inexplicable silencio.

“Ni una sola palabra. Ninguna reacción del presidente de la República ante un escándalo de este calibre. ¿Se dan cuenta de esto, queridos colegas?, señala el jefe del partido de los Republicanos”.

Mientras esas explicaciones llegan este lunes será el ministro del Interior francés quien comparezca para hacerlo. Junto a Benalla, hombre de confianza personal en temas de seguridad de Macron, fueron arrestados el responsable de seguridad de su partido y otros tres agentes de elevado rango de la Policía de la capital, a quien Benalla pidió supuestamente las grabaciones de esas cámaras después de que el diario “Le Monde” destapara el caso el pasado miércoles.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: