Los presupuestos alternativos del PSOE contemplan 8.000 millones más de gasto

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha presentado este miércoles la propuesta alternativa socialista a los Presupuestos Generales del Estado de 2018 que sustentará su enmienda a la totalidad y que aumentarían en 8.000 millones de euros el gasto propuesto por el Gobierno de Mariano Rajoy. Asimismo prevé unos ingresos extraordinarios de 1.500 millones por la lucha contra el fraude fiscal y más de 6.400 millones por subidas de impuestos a las “rentas altas y los grupos empresariales”.

La propuesta alternativa del PSOE “Hagamos un país mejor” plantea aumentar el gasto en políticas de empleo y protección social en unos 4.500 millones de euros, con la implantación de un Ingreso Mínimo Vital que iría dirigido a rentas de entre 7.100 euros y 17.238 euros anuales y que estaría vinculado a la búsqueda de empleo.

Este ingreso mínimo vital conllevaría un gasto de 2.400 millones de euros y se sumaría a medidas en políticas activa de empleo por valor adicional de 1.100 millones. También, estima un gasto en protección por desempleo de 1.200 millones de euros por encima del cuantificado en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 presentados por el Gobierno.

Los socialistas plantean un Plan Territorial de Infraestructuras de Empleabilidad para modernizar los servicios públicos de empleo y los de formación en coordinación con las administraciones territoriales, de modo que funcione en cada municipio mayor de 20.000 habitantes. El responsable económico del PSOE, Manuel Escudero, ha explicado que se trataría de que en estos territorios se diera un servicio de colocación y hubiera un instituto de formación para el empleo.
Medidas en fomento del empleo para jóvenes y desempleados

El PSOE impulsaría dos programas dentro del Plan de Garantía Juvenil que beneficiarían a unos 100.000 jóvenes, uno de Becas de Éxito y otro de Primera Experiencia Profesional (500 millones de euros cada uno), y que anularía los complementos salariales pactados el Gobierno con Ciudadanos.

En relación al Ingreso Mínimo Vital cubriría a 2,3 millones de menores y beneficiaría a familias con pobreza severa (con ingresos anuales de 7.100 euros) con pobreza alta (ingresos de 11.500 euros anuales) y con pobreza moderada (con ingresos de 17.238 de euros). La prestación anual sería de 1.800 euros para las familias con pobreza severa, de 1.200 euros para los hogares con pobreza alta y de 600 euros para los de pobreza moderada.

El PSOE también pide recuperar el subsidio para desempleados mayores de 52 años y parados de larga duración, que beneficiaría actualmente a 2 millones de desempleados que no tienen ningún recurso y que supondría un gasto de 1.200 millones de euros.

Según los socialistas, estas medidas beneficiaría a 16,2 millones de personas, de los que 4 millones serían jóvenes.
La presión fiscal aumentaría al 42%, frente al 38% del Gobierno

El PSOE prevé unos ingresos extraordinarios de 1.500 millones por la lucha contra el fraude fiscal y más de 6.400 millones por subidas de impuestos a las “rentas altas y los grupos empresariales”. De esta manera, la presión fiscal en España aumentaría un 42%, cuatro puntos más que la propuesta del Gobierno.

Los socialistas contemplan en su reforma de la fiscalidad una progresiva equiparación de los tipos impositivos de las rentas del trabajo con las rentas del capital para rentas superiores a 150.000 euros anuales que conllevarían una recaudación adicional de 1.900 millones de euros, mientras que la reforma del Impuesto de Sociedades con una revisión de los incentivos y regímenes especiales haría crecer los ingresos en 4.000 millones más.

Por otra parte, la enmienda a la totalidad del PSOE que será presentada próximamente incluye el impuesto extraordinario a la banca y un impuesto a las transacciones financieras que recaudarían 1.000 millones respectivamente y que harían eliminar el déficit público de la Seguridad Social, que estiman en 15.500 millones de euros.

“Esta es una propuesta ambiciosa y realista“

Por otra parte, los socialistas consideran que la equiparación de los tipos impositivos que soportan el gasóleo de automoción y la gasolina, sin afectar al gasóleo bonificado para los transportistas y agricultores, podría ayudar a subir la recaudación en unos 2.140 millones de euros en los próximos cuatro años.

Según Sánchez, esta es una “propuesta ambiciosa y realista”, basada en el “crecimiento, la justicia social y la sostenibilidad ambiental”.
“Una alternativa no solo presupuestaria sino social”

Sánchez ha defendido la apuesta de los Presupuestos alternativos del PSOE por iniciativas de carácter social. Así, por ejemplo, se recoge que las pensiones suban en línea con el IPC o una dotación extraordinaria de 983 millones de euros en Educación, lo que supone un impacto del 35% de ampliación de lo presupuestado por el Gobierno y un millón de beneficiarios.

La propuesta del PSOE destina a medidas de igualdad de género 595 millones adicionales, 474 millones para la creación de 106.000 nuevas plazas para educación infantil de 0 a 3 años, 290 millones para equipar los permisos de paternidad y maternidad a 6 semanas obligatorias, y 101 millones a una prestación no contributiva de maternidad de 6 semanas de duración. También contempla 715 millones a dependencia, servicios sociales y refugiados.

En materia de vivienda, se movilizarán recursos para la creación de un parque público de destinado al alquiler con 20.000 viviendas nuevas en 4 años y 32.000 viviendas rehabilitadas en el mismo periodo. El PSOE propone también destinar 832 millones a impulsar una nueva política industrial, 200 millones más a cultura, 400 a cooperación al desarrollo y 21 millones a la memoria histórica.

Sánchez ha asegurado que estos presupuestos son una “alternativa no solo presupuestaria sino social” porque el PSOE se siente “izquierda de gobierno” y la “alternativa de Gobierno al Partido Popular”.

Síguenos y dale al me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Siguenos

A %d blogueros les gusta esto: