Las CCAA esquivan al Gobierno: “Antes de transferir las VTC, dadnos una solución” (El Confidencial)

Fomento echa hoy el cierre a la ronda de contactos que inició a principios de esta semana con el fin de intentar atajar el paro del sector del taxi, en pie de guerra desde el pasado viernes. Tras recibir el lunes a los representantes de los taxistas y este martes a Uber, Cabify y otras empresas del mundo VTC, hoy les toca el turno a las comunidades autónomas. Un encuentro clave, porque una de las propuestas estrella de José Luis Ábalos para calmar a los huelguistas ha sido transferir las competencias a los ejecutivos territoriales. Algo insuficiente, en palabras de los taxistas, que han decidido mantener el paro hasta el término de la reunión de hoy en Madrid.

Han presentado un informe jurídico con el que han querido rebatir varios de los puntos tratados en taxistas y el Ministerio. Han arrancado el compromiso a Saura de abrir un marco de negociación
Sin embargo, las comunidades parecen llegar con posiciones divididas. La única que hasta el momento ha pedido con claridad la transferencia de esta competencia ha sido el Govern catalán. Fue Elsa Artadi, consejera de Presidencia, el pasado sábado, cuando criticó la “dejadez del Gobierno central en este asunto” y lanzó la idea. En la comparecencia de ayer, volvió a insistir y lanzó un dardo a Madrid. “Cada año, nos encontramos en plena campaña de verano con una acción por competencias no gestionadas por la Generalitat que daña nuestra imagen”, afirmó en una referencia al ‘lío’ con los controles en el aeropuerto del Prat el pasado curso.
Hasta el momento, el Govern catalán es el único que ha pedido abiertamente las competencias
“Bueno, en Cataluña se entiende la posición por todo el lío político”, afirman diferentes fuentes del sector VTC consultadas por Teknautas y muy cercanas a los encuentros llevados a cabo estos días. “Pero otras no lo tienen nada claro y nos han expresado serias dudas”.
Reunión de carácter exploratorio

Desde el ministerio, comentan que el cónclave de hoy del Consejo Nacional de Transportes Terrestres es de “carácter exploratorio” e insisten en que aún no hay nada decidido. “Se trata de ver cómo se puede articular esa posible transferencia, ver los pormenores y plantear soluciones”, afirman fuentes de este departamento. A la cita han confirmado su asistencia “todas las comunidades”, aunque solo 10 de ellas mandarán a sus consejeros en la materia, mientras que el resto mandará a representantes técnicos o de segunda línea. “Esto se convocó con muy poco margen y, además, hay que tener en cuenta las fechas, que son complicadas”.
Fomento anuncia que convocará a los grandes ayuntamientos en septiembre
La hoja de ruta del Gobierno pasa, en primer término, por una declaración política que se aprobará este viernes en el Consejo de Ministros, el último del curso, para reafirmar su compromiso con “el sector del taxi”. A mediados de septiembre se presentará (concretamente el día 14) un decreto ley, según Fomento. Y antes, como afirman desde este ministerio, una reunión con los grandes ayuntamiento. Además, se abrirá una comisión de diálogo, como se anunció tras la reunión de ayer, en la que participarán las asociaciones de taxistas, las plataformas VTC y otros actores económicos.

Algunos de los territorios desde los que se han expresado ciertas dudas sobre que la solución al problema actual sea la transferencia a las CCAA han sido la Comunidad Valenciana, Madrid y Andalucía. No es baladí, teniendo en cuenta que aglutinan un gran número de licencias VTC. Madrid se encuentra a la cabeza, con más de 4.800 de estos vehículos con permiso para circular. La siguen Cataluña y Andalucía, con cerca de 1.400 permisos de este tipo. En suelo valenciano hay unos 250, la mayoría de ellos concentrados en la ciudad del Turia.

Fue precisamente Mónica Oltra, vicepresidenta del Gobierno de la Comunidad Valenciana, una de las primeras en expresar públicamente sus dudas al afirmar que si la intención del Gobierno es transferir la competencia, debería “hacerse tras solucionar el problema”, en declaraciones a la agencia EFE. Eso sí, la líder de Compromís admitió también que veía “normal que el sector del taxi se esté defendiendo ante esta situación” y pidió “desenmascarar” a las compañías “que precarizan” con la excusa de la “economía colaborativa”.
Oltra, vicepresidenta valenciana, fue la primera en pedir una “solución” antes que la “transferencia”
Fuentes del sector indican que todo hace indicar que son más proclives a los postulados de Ada Colau, la AMB y Podemos, respecto a las capacidades de los entes municipales para poder gestionar “una actividad” que directamente afecta al día a día de sus vecinos. Ximo Puig, presidente valenciano y líder del PSOE en esa comunidad, mantuvo una postura más neutral y mostró su confianza “en las capacidades regulatorias” del ministerio dirigido por Ábalos. Sin embargo, tanto Puig como el consejero de Transportes valenciano dejaron entrever que la transferencia no es lo único que hay que realizar para solventar la crisis.

Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid, pidió este martes al Gobierno que dejase de “echar balones fuera” y afirmó que “no era procedente” trasladar la patata caliente a municipios y autonomías. “Es una responsabilidad de Fomento”, indicaban fuentes cercanas al Ejecutivo regional del PP. “Se está hablando de una transferencia a las comunidades, algo que lleva un proceso legislativo, digamos, largo e incierto. Y habrá que poner antes la solución”, remachaban.
Contactados por Teknautas para una valoración del consejero ante el encuentro de este miércoles, desde la Consejeria de Transportes madrileña han preferido no pronunciarse públicamente y aseguran que “van a escuchar, porque realmente Fomento ha puesto la medida sobre la mesa pero no nos ha dicho mucho más”.
Mientras que Garrido pide dejar de “echar balones fuera”, Carmena pide crear “la licencia municipal”
Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Manuela Carmena, emitió un comunicado este martes en el que solicitó un acuerdo a Fomento para “crear una licencia municipal para las VTC” y que se respete el ratio 1/30 “respaldado por el Tribunal Supremo”. “En Madrid, actualmente el ratio es de 1/4”, indicaba el texto de la Consejería de Medio Ambiente y Movilidad de la capital.
“Bueno, esto hay que encuadrarlo en las diferentes posiciones políticas. No nos sorprende teniendo en cuenta el posicionamiento de Podemos en este aspecto”, remachan desde una importante empresa del sector de la VTC consultada tras esta decisión.

Esa es la misma sensación, de la Comunidad de Madrid, es la que trasladan fuentes cercanas al Gobierno andaluz, cuya presidenta, Susana Díaz, se vio con el ministro José Luis Ábalos, que aprovechó un acto en Sevilla, para apelar a la conciencia “cívica” de los taxistas para que desconvocasen la huelga. “Hay muchas dudas, pero de primeras se ve como un marrón”, aseguraban a este periódico voces conocedoras de la posición de la Junta, que matizan en todo momento “que hay que escuchar bien qué proponen”. Estas fuentes hacen referencia a la “inseguridad jurídica” que plantea el traspaso.
Desde otros territorios, la posición es mucho más tranquila. “Lo cierto es que en algunos lugares el servicio de Uber o Cabify ni siquiera funciona. Van de cara a tomar posición al futuro”, aclaran fuentes del sector. En lugares como Aragón o Euskadi, estas plataformas no operan y las licencias VTC existentes se vienen utilizando como tradicionalmente se ha hecho: alquileres para traslados puntuales, congresos o coches para bodas. Pero eso no ha sido óbice para que los taxistas de estos lugares hayan ido a la huelga.

Pero las dudas no se quedan solo en las comunidades. También han expresado dudas las dos partes implicadas en el conflicto. Fuentes presentes en la reunión que este martes se vivió en el ministerio comentaban que aunque “habían salido relativamente satisfechos, quedaba un regusto agridulce”. “Hemos constatado que la decisión de transferir competencias es más que real”, comentaban. “Eso genera muchas preguntas”.
Algunas de estas cuestiones que tendrán que resolver es si los coches VTC —que actualmente tienen que desarrollar el 80% de los viajes dentro del territorio donde obtienen la licencia— tendrán “que pedir una autorización cada vez que salgan de una provincia”, ya que algunos viajes son de este tipo. “O, bueno, del municipio de turno, si es que esto cae en manos del ayuntamiento. Y obviamente, los taxistas quieren que esto llegue a los ayuntamientos, porque es mucho más fácil presionar a una institución así”, lamentan desde este gremio, al que no sentó bien el comunicado del lunes de Fomento, prometiendo una solución y una hoja de ruta, “cuando quedaba por recibir a otros actores implicados en la solución”.

Los taxistas, que han convertido la exigencia de una licencia municipal en una de sus reivindicaciones principales, también tienen dudas sobre el alcance de esta posible medida. En un comunicado de Fedetaxi titulado ‘Café para todos’, han pedido una “solución para todo el territorio del Estado”. “No puede haber tantas soluciones como comunidades autónomas, los taxistas demandamos igualdad de condiciones en toda España”.
Además, han solicitado un calendario “claro y preciso” de cuándo y cómo se van a transferir las competencias. Les inquieta si va a haber leyes nacionales o si se van a regir en cada lugar por una normativa propia. En este segundo supuesto, piden regular aspectos como “el regreso a base tras los servicios”, la forma de reducir licencias hasta el 1/30 y las restricciones medioambientes a los taxistas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: