La fiabilidad de los guardacostas libios, en entredicho

El Open Arms navega rumbo a España con la superviviente de un oscuro naufragio que amenaza con provocar un tsunami diplomático a uno y otro lado del Mediterráneo. Según esta ONG española dedicada al salvamento de inmigrantes en el mar, guardacostas libios abandonaron en plena noche a dos mujeres y un bebé y destrozaron su embarcación a decenas de kilómetros de la costa. Cuando Open Armas los encontró, solo quedaba con vida una mujer. Para el fundador de la ONG, Óscar Camps, se trata de un delito de omisión de socorro.
Óscar Camps, fundador de la ONG Proactiva Open Arms

“Sabemos y hemos sido testigos de intervención de las autoridades libias en las que ha habido muertos, en las que ha habido ahogados. Porque su preparación es escasa y porque la seguridad que utilizan es nula y utilizan más la violencia y el miedo que no las técnicas de salvamento”.

En el punto de mira de la comunidad internacional, los guardacostas libios, en los que se apoya la Italia de Salvini para frenar la inmigración, han negado las acusaciones. Una periodista alemana que viajaba a bordo de un buque guardacostas libio asegura no haber visto nada, sin embargo, un diputado de izquierdas italiano ha aclarado que hubo dos operaciones simultáneas de salvamento en dos lugares distintos de la costa libia y que la periodista iba en la otra embarcación.

Mientras tanto, el Open Arms decidió poner rumbo a España tras una nueva refriega con las autoridades italianas, que aceptaban el desembarco de la superviviente pero no de los dos cadáveres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: