La devastación dejada por el huracán Florence amenaza la vida de miles de personas

Todo ha ido a peor. Aunque el huracán Florence perdió fuerza al llegar a la costa, la tormenta tropical en la que se convirtió dejó un reguero de destrucción que sigue amenazando las vidas de miles de ciudadanos en Carolina del Norte y Carolina del Sur. Cinco personas han muerto durante el paso del temporal, sin embargo, las autoridades se ponen en lo peor y advierten del peligro que acarrean los desperfectos producidos por la tempestad, que ha recorrido de norte a sur la costa de ambos estados. Catastróficas lluvias con inundaciones, desbordamientos de ríos y cortes eléctricos a cerca de un millón de hogares y negocios o derrumbamientos de techos son algunos de los desperfectos que el aguacero ha dejado a su paso . Cientos de miles de personas escaparon de sus casas tratando de dejarlas protegidas, pero todas las precauciones fueron pocas.

El gobernador de Carolina del norte, Roy Cooper, explicaba en una rueda de prensa el peligro que sigue acechando a su Estado: “El peligro de esta tormenta es mayor ahora que cuando ésta tomo tierra hace 24 horas. Nos enfrentamos a muros de agua en nuestras costas, a lo largo de nuestros ríos, a través de nuestras granjas, en nuestras ciudades y pueblos. Mucha gente ahora se enfrenta a una amenaza inminente mayor que cuando la tormenta estaba en el mar. No puedo sobrevalorar esto. El agua de las inundaciones está subiendo y si no tienes cuidado estás arriesgando tu vida”

El servicio nacional de meteorología advierte de que la tormenta, aunque irá perdiendo fuerza, se desplazará las próximas horas hacia el oeste y el suroeste y en los próximos días hacia el sur.

Síguenos y dale al me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Siguenos