Kavanaugh asegura que nunca ha asaltado sexualmente a nadie

El nominado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para ser juez del Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, ha asegurado este lunes que no pone en duda que una de las mujeres que le acusan de abuso sexual fuera realmente agredida, pero que no fue él quien lo hizo.

“La verdad es que nunca he intentado violar a nadie en el instituto ni en ningún otro sitio. No pongo en duda, ni he puesto en duda, que quizá en algún punto de su vida la doctora (Christine Blasey) Ford fuese asaltada sexualmente por alguien en algún lugar, pero lo que sé es que nunca he asaltado sexualmente a nadie”, ha dicho Kavanaugh en una entrevista al canal Fox.

El magistrado acusado por dos mujeres de abuso sexual se ha pronunciado así en su primera aparición pública después de que se han conocido las alegaciones contra él, ambas datadas en los años 80.

Kavanaugh ha asegurado que siempre ha tratado a las mujeres “con dignidad y respeto”, y también ha reiterado que no va a dar un paso atrás por declaraciones que no considera ciertas.

“No voy a dejar que acusaciones falsas nos saquen de este proceso”, ha incidido el juez, acompañado de su mujer, al ser preguntado si se había planteado renunciar a la plaza del Supremo y abandonar el foco mediático.
Kavanaugh pide un ‘proceso justo’ de defensa

Ha revelado, además, que Trump lo ha llamado esta tarde y se ha mostrado confiado en que el presidente lo seguirá apoyando.

El magistrado también ha pedido “un proceso justo” en el que se le dé la oportunidad de “ser escuchado”, “defender” su integridad y “limpiar” su nombre.

Aunque no está acusado de eso, Kavanaugh ha usado como argumento para su defensa que fue virgen hasta mucho después del instituto.

“No tuve relaciones sexuales o nada parecido a relaciones sexuales en el instituto ni durante muchos años después”, ha dicho.
Dos mujeres le han acusado

Ford, la primera mujer en acusar a Kavanaugh, testificará el próximo jueves en el Comité Judicial del Senado, el órgano que debe decidir si recomendar o no la candidatura del magistrado al resto de la cámara, que finalmente debe confirmarle.

De acuerdo a Ford, el ahora juez de apelaciones trató de sobrepasarse con ella en una fiesta que tuvo lugar hace 36 años, en la que un Kavanaugh borracho supuestamente intentó violarla y silenciar sus protestas.

Ford, profesora universitaria, era la única supuesta víctima de Kavanaugh hasta este domingo, cuando una segunda mujer salió a la luz pública para acusar al nominado de Trump.

Esta segunda acusadora es Debora Ramírez, de 53 años, quien recuerda que Kavanaugh, también borracho, presuntamente se quitó la ropa durante una fiesta en una residencia de estudiantes, le plantó el pene frente a la cara y se vio obligada a tocárselo cuando trataba de quitarse al ahora magistrado de encima.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: