Japón trabaja “a contrarreloj” para frenar la tragedia causada por las lluvias

Las lluvias torrenciales anegan Japón. Ya son más de setenta los muertos, y los 41 helicópteros y las 54.000 personas de los equipos de rescate, entre las que están efectivos de las fuerzas de seguridad, intentan frenar la tragedia. Trece de las 47 prefecturas del país están en alerta. Por el momento hay sesenta desaparecidos y casi dos mil personas están aisladas en la ciudad de Kurashik.

“Incluso ahora no hemos podido confirmar la seguridad de muchas personas, y las hay que están varadas, enfrentándose al terror de la inminente inundación y esperando para que las rescaten. La operación de salvamento es ahora una carrera contrarreloj”·, ha manifestado el primer ministro Shinzo Abe.

Las precipitaciones comenzaron el jueves en la mitad sur de Japón y además de los daños materiales y humanos, han obligado a decretar o a recomendar la evacuación de seis millones de personas. El país no vivía un desastre similar desde 2014, cuando 77 personas murieron por las lluvias caídas sobre Hiroshima.

Síguenos y dale al me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Siguenos