El Supremo venezolano pide ayuda a EEUU para investigar la financiación de Podemos por el chavismo

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela en el exilio, Miguel Ángel Martín Tortabú, no ha frenado su lucha contra el populismo ni contra el papel de Podemos en el engranaje chavista. Acaba de pedir ayuda a la Administración de Donald Trump para desentrañar el expolio de recursos naturales por Chavez y Maduro, así como desenmascarar la financiación de Podemos por parte del Chavismo.
Miguel Ángel Martín Tortabú, presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela en el exilio, lucha incansablemente contra el populismo y contra el papel de Podemos en el engranaje chavista. Martín Tortabú ha reclamado este mismo viernes ayuda a EEUU para poder continuar con las investigaciones lanzadas por el Alto Tribunal venezolano con el fin de combatir el vaciado de fondos provocado por el chavismo con el fin de “crear partidos afines” en otros países.
Entre estos países se encuentra España, y entre esos partidos, según el presidente del Supremo, se encuentra Podemos. Un partido que, tal y como confirmó el ex ministro de Finanzas de Venezuela Rafael Isea, se benefició del dinero entregado a Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero para nacer y medrar en España. Y el dinero se elevaba a 7,16 millones de euros, tal y como ha publicado OKDIARIO.
Martín Tortabú ha confirmado a este periódico su labor en EEUU, así como su petición de apoyo para desentrañar el expolio de recursos naturales, oro y fondos públicos por parte de Hugo Chávez en su momento y de Nicolás Maduro en la actualidad con el fin de alimentar la estructura denominada ‘Foro Sao Paolo’: una plataforma de apoyo a los partidos de extrema izquierda con el propósito de implantar en más países el esquema populista. Y entre esos partidos apoyados económicamente se encuentra la formación morada española, Podemos, tal y como describe el responsable del Supremo venezolano.

El jefe del Alto Tribunal ha certificado ya –y lo ha hecho, además, en sede parlamentaria española– las conexiones entre los partidos de extrema izquierda de Europa con la narcodictadura chavista de Maduro. Y, más en concreto, apuntando directamente a un partido político: Podemos. Martín Tortabú, que compareció a instancia del PP en la Comisión de investigación del Senado sobre la financiación de los partidos, afirmó que él mismo, personalmente, confirmó la presencia de dos de los cofundadores de Podemos, Iglesias y Monedero, en el país con el encargo de realizar “programas de imagen” de la petrolera estatal venezolana PDVSA.
De hecho, el jurista venezolano apuntó a una coordinación de estas fuerzas de extrema izquierda nacida en 1994 en el ‘Foro de Sao Paulo‘, un punto de encuentro nacido de los esfuerzos de Hugo Chávez, Fidel Castro y Lula da Silva que fue “creado para el sesgo ideológico, donde la ultraizquierda del mundo –incluida la de España, Italia, Francia, Alemania, Inglaterra, países asiáticos… y por supuesto del continente americano– se unió en una misma ideología y buscó el control del poder político”.

Para financiar esa mecánica “necesitaban dinero, que lo obtuvieron a través de varios mecanismos, por ejemplo, en Venezuela de los contratos petroleros, que han servido, por ejemplo, para que en El Salvador o en Honduras haya una hegemonía política”, sostiene el presidente del Tribunal Supremo venezolano. A partir de ahí, esos fondos y recursos -expoliados al pueblo venezolano- han sido usados para lograr la penetración del populismo en los procesos electorales, “como ha ocurrido en Perú, Colombia, Argentina, Brasil, Venezuela y en otros países”, señala Martín Tortabú.
Entre esos otros países, el jurista latinoamericano señala a España. Por ello, ha pedido ahora ayuda internacional de la Administración de Donald Trump para, de ese modo, poder llegar hasta el final de esta investigación y desvelar el papel de Podemos en todo el entramado. El relato de Martín Tortabú, además, incluye la explicación del destino de estos fondos: “Tanto Lula Da Silva, Fidel Castro como Hugo Chávez contrataron todas las campañas electorales a través de una empresa en República Dominicana”.
Añade que “había dos ciudadanos españoles que fueron a Venezuela y también formaron parte. Crearon programas de televisión, uno que se llama Zurda Konducta, y ayudaron a crear las campañas de imagen de la petrolera venezolana, me refiero al señor Monedero y al señor Iglesias”. Y añade en su declaración en la Cámara Alta: “Ellos fueron para allá, nosotros los vimos; yo todavía estaba en Venezuela y ellos todavía no eran un partido político”.
Martín Tortabú sostiene también que las rutas de dinero no se han cortado y que, partidos como Podemos, siguen contando con apoyo financiero de lo que denomina los “bolichicos”, empresarios chavistas que están viniendo a España y que siguen manteniendo el esquema financiero del ‘Foro de Sao Paolo’.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: