El IPC de mayo baja al 0,8% debido a la bajada de la luz. Suben los precios de la carne y el pescado. Bajan los precios del ocio y de la cultura

El IPC de mayo baja al 0,8 % debido a la bajada de la luz

El índice de precios de consumo (IPC) subió en mayo el 0,8% interanual, lo que supone un desplome de siete décimas respecto a abril, debido al abaratamiento de la electricidad y al menor encarecimiento de los carburantes. La inflación se coloca en su nivel más bajo desde enero de 2018.

Según ha confirmado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), la menor inflación de mayo supone una moderación respecto al alza interanual del 1,5% de abril que había sido empujada por los precios de la Semana Santa.

En mayo, por el contrario, el abaratamiento de los paquetes turísticos tiraron también a la baja de los precios del ocio y la cultura hasta marcar una caída del 1,2%. La tasa de vivienda desciende más de dos puntos hasta el –0,3%, a causa de la bajada de los precios de la luz, frente a la subida del año pasado.

El transporte presenta una variación anual del 1,8%, casi un punto y medio inferior a la del mes pasado, debida a que los precios de los carburantes y lubricantes se incrementaron más en mayo de 2018. También influye, aunque en menor medida, la disminución de los precios del transporte aéreo de pasajeros, que subieron hace un año.

Suben los precios de la carne y el pescado

Los alimentos y bebidas no alcohólicas registran una tasa anual del 0,5%, tres décimas menos que en abril. Influye en esta disminución que los precios de las frutas suben menos que en mayo de 2018, y que los precios de las legumbres y hortalizas suben, frente a la establilidad del año pasado. Suben los precios del pescado y del marisco, que bajaron en 2018, y de la carne, que se mantuvieron estables el año anterior.

Los precios disminuyen en todas las comunidades autónomas en mayo. Los mayores descensos se producen en Castilla–La Mancha, Aragón y Comunidad Foral de Navarra, con bajadas de nueve, ocho y ocho décimas, respectivamente. Cantabria es la comunidad cuya tasa anual registra el menor descenso, cinco décimas menos que el mes anterior.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuye dos décimas, hasta el 0,7%, con lo que se sitúa una décima por debajo de la del IPC general.

En mayo, el IPC aumentó el 0,2% en tasa mensual, ocho décimas menos que en abril (1%) y siete menos que en mayo de 2018 (0,9%). Tiraron de los precios el vestido y el calzado, por la campaña de primavera-verano; los alimentos y bebidas no alcohólicas, por las frutas, carne, pescado y marisco y pese al descenso de legumbres y hortalizas; y el transporte, por los carburantes y pese al transporte aéreo de viajeros.

Por su parte, contuvieron la inflación el ocio y la cultura, por el abaratamiento de los paquetes turísticos; y la vivienda, por la caída de la electricidad.

El IPC de mayo baja al 0,8 % debido a la bajada de la luz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: