El crecimiento británico se ralentiza

La economía británica creció en 2018 al ritmo más bajo de los últimos seis años, a un 1,4%.

Además, el crecimiento del PIB en el último trimestre del año se redujo a tan solo un 0,2%, debido al descenso de la construcción y la producción a consecuencia del Brexit.

El ministro británico de Economía, Philip Hammond, sin embargo, tiene una visión más optimista y afirma que la economía del Reino Unido ha mostrado crecimiento en los últimos nueve años.

“No cabe duda de que nuestra economía se está viendo afectada por la incertidumbre creada por el Brexit. Y cuanto antes lo resolvamos mejor, más rápido podremos volver a un crecimiento más sólido en el futuro. (…) Confío mucho en que en las próximas semanas y me refiero a las próximas semanas estemos en condiciones de seguir adelante, de acabar con esta incertidumbre y de que todos continúen con sus vidas”, dijo Hammond.

Nada más conocerse los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), la libra se depreció respecto al dólar y el euro.

Hace unos días, el Banco de Inglaterra redujo en medio punto, hasta un 1,2%, la previsión de crecimiento para este año.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: