El BCE aplaza la subida de tipos hasta junio del año que viene. El BCE rebaja las previsiones de crecimiento pero no ve riesgos en la economía.

El BCE aplaza la subida de tipos hasta junio del año que viene.

El Banco Central Europeo (BCE) mueve ficha por el empeoramiento económico que vive la economía de la zona euroafectada -entre otros motivos- por el creciente desafío que suponen las tensiones en el comercio mundial. Por ello, el Consejo de Gobierno del organismo ha decidido por unanimidad retrasar por segunda vez este año una eventual subida de tipos de interés, que no se producirá antes de mediados de 2020. 

Las cosas no van bien tan bien en Europa como estaba previsto, pero el organismo no ve cerca el peligro de una recesión, por lo que no ha sacado su artillería. Tampoco de que se caiga en deflación, pese a que admite implícitamente que no alcanzará su objetivo de un alza de precios cercana al 2%, aunque siempre por debajo, antes del año 2022. 

Los riesgos siguen inclinados a la baja“, ha señalado el presidente del BCE, Mario Draghi, en rueda de prensa en Vilna (Lituania), donde se ha reunido este jueves el Consejo de Gobierno de la entidad. Allí ha reconocido que “la información más reciente indica que el viento en contra global sigue lastrando las perspectivas de la zona euro” pese a que los datos del primer trimestre han sido “algo mejores de lo esperado”.

Todo lo anterior lo ha reflejado el supervisor en sus nuevas previsiones de crecimiento para el próximo trienio: las ha rebajado tanto para 2020 como para 2021 hasta el 1,4%, pero para este año las ha aumentado una décima, hasta el 1,2%, lo que -de producirse- significaría un frenazo de la economía europea, que se expandió un 1,8% en 2018.

El banquero italiano ha vuelto a señalar al impacto en las perspectivas de crecimiento de factores externos como las incertidumbres relacionadas con las tensiones comerciales y geopolíticas, así como las vulnerabilidades mostradas por algunas economías emergentes

Más liquidez para la banca

El organismo ha decidido mantener el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de facilidad de depósito continuará en el -0,40% y la de facilidad de préstamo en el 0,25%

“El Consejo de Gobierno tiene intención de seguir reinvirtiendo, al completo, los pagos principales de la deuda que venza bajo el programa de compra de activos por un periodo de tiempo prologando después de que empiecen a subir los tipos de interés”, ha añadido la entidad.

Asimismo, ha especificado que las reinversiones de los pagos de la deuda se harán durante el tiempo que sea “necesario” para “mantener” las condiciones de liquidez y un “amplio grado” de acomodación monetaria.

Con respecto a la nueva ronda de operaciones de financiación a largo plazo con objetivo específico (TLTRO-III), que se celebrarán de forma trimestral entre septiembre de 2019 y marzo de 2021, el BCE ha decidido que el tipo de interés para cada operación se fijará en un nivel 10 puntos básicos por encima del tipo medio aplicado a las operaciones principales de financiación del Eurosistema.

Además, para aquellas entidades cuyos préstamos elegibles superan un valor de referencia, el tipo aplicado a las TLTRO-III será inferior. En concreto, se podrá situar en el tipo de interés medio de la facilidad de depósito más 10 puntos básicos.

Decisiones de política monetaria

En su reunión de hoy, celebrada en Vilna, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha adoptado las siguientes decisiones de política monetaria: 

1) El tipo de interés aplicable a las operaciones principales de financiación y los tipos de interés aplicables a la facilidad marginal de crédito y la facilidad de depósito se mantendrán sin variación en el 0,00 %, el 0,25 % y el -0,40 %, respectivamente. El Consejo de Gobierno espera ahora que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en los niveles actuales al menos hasta el primer semestre de 2020 y en todo caso durante el tiempo necesario para asegurar la continuación de la convergencia sostenida de la inflación hacia niveles inferiores, aunque próximos, al 2 % a medio plazo.

2) El Consejo de Gobierno prevé seguir reinvirtiendo íntegramente el principal de los valores adquiridos en el marco del programa de compras de activos que vayan venciendo durante un período prolongado tras la fecha en la que comience a subir los tipos de interés oficiales del BCE y, en todo caso, durante el tiempo que sea necesario para mantener unas condiciones de liquidez favorables y un amplio grado de acomodación monetaria.

3) En lo que se refiere a las modalidades de la nueva serie de operaciones trimestrales de financiación a plazo más largo con objetivo específico (TLTRO III, en sus siglas en inglés), el Consejo de Gobierno ha decidido que el tipo de interés para cada operación se fijará en un nivel 10 puntos básicos por encima del tipo medio aplicado a las operaciones principales de financiación del Eurosistema durante toda la vida de la operación. A las entidades para las que la variación neta de sus préstamos computables supere un valor de referencia, el tipo aplicado a las TLTRO III será inferior y podrá ser tan bajo como el tipo de interés medio aplicable a la facilidad de depósito durante toda la vida de la operación más 10 puntos básicos.

El BCE aplaza la subida de tipos hasta junio del año que viene. El BCE rebaja las previsiones de crecimiento pero no ve riesgos en la economía.

BCE

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: