Condena ejemplar contra Johnson&Johnson por usar un posible cancerígeno en su talco

En las últimas décadas, las alertas sanitarias de todo tipo copan los informativos a lo largo y ancho del planeta con una frecuencia inquietante. El último escándalo salpica al gigante farmacéutico Johnson & Johnson, que deberá pagar algo más de 4.000 millones de euros a 22 mujeres y sus familias que acusaron al fabricante estadounidense de haber contribuido al desarrollo de su cáncer de ovarios al usar desde la década de los 70 polvos de talco de la marca con amianto.

Después de seis semanas de juicio, el jurado falló a favor de los denunciantes. La indemnización se divide en 473 millones de euros de compensación y más de 3.500 millones de euros en multas.

El abogado de los denunciantes asegura que el veredicto demuestra que durante más de 40 años Johnson & Johnson ha encubierto la presencia de amianto en sus productos, algo que la compañía niega tajantemente.

Desde finales de los años 90, esta fibra mineral que tiene múltiples usos comerciales está vetada en gran parte del mundo por su toxicidad y por ser potencialmente cancerígena.

El via crucis judicial de las víctimas tuvo una etapa especialmente dura en octubre, cuando una corte de Apelaciones de Los Ángeles desestimó una condena a pagar 358 millones de euros contra J&J, al considerar que los argumentos de los demandantes carecían de consistencia.

Síguenos y dale al me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Siguenos

A %d blogueros les gusta esto: