Ciudadanos hará presidente a Moreno Bonilla a cambio de la mitad del Gobierno (Voz Populi)

Ciudadanos se plantea hacer presidente de la Junta de Andalucía al candidato del PP Juanma Moreno Bonilla a cambio la mitad de las consejerías de un nuevo Gobierno de coalición sin Vox. La dirección naranja admite en privado que la opción de investir a Juan Marín es complicada. Y aunque no renuncian de momento a esa vía, el partido se prepara para una negociación de igual a igual con el PP en las próximas semanas.

Marta Bosquet, de Ciudadanos, se perfila como presidenta del Parlamento andaluz
La formación que lidera Albert Rivera aspira a que el nuevo presidente de la Junta sea Marín y ha reclamado el apoyo del PP y el PSOE. Los dos han declinado la oferta Borgen. Ciudadanos insiste e insistirá en los próximos días para dejar claro que son otros los que rechazan esa posibilidad.

La propuesta está, por lo tanto, en vía muerta y fuentes de Ciudadanos reconocen que el vuelco electoral del 2-D les obliga a entenderse con los populares antes que forzar un escenario de repetición electoral. El cambio en Andalucía supone desalojar al PSOE del poder después de 36 años. “No tenemos otra opción”, dicen.

Compartir ruedas de prensa
Ciudadanos lleva tres años preparándose para este momento y ha estudiado al detalle las fórmulas y las condiciones que planteará a sus posibles socios, en este caso el PP. El partido naranja tiene un mandato de su última Asamblea que le permite entrar a gobiernos de coalición en el nuevo ciclo electoral. Será una negociación dura, que se desarrollará entre Sevilla y Madrid. Y que si llega a buen puerto culminará con Moreno Bonilla en el Palacio de San Telmo.

Marín obtuvo 21 escaños, más del doble que en 2015. El PP, con 26, ha cedido siete. Los dos partidos están separados por menos de dos puntos y medio. Ciudadanos se siente legitimado electoralmente para exigir al menos la vicepresidencia y el mismo número de consejerías que el PP en el Consejo de Gobierno.

Ciudadanos planteará además varios documentos con reformas concretas para el programa de Gobierno. Son medidas como la bajada de impuestos o la auditoría a las cuentas de la Junta. El partido naranja quiere negociar el más mínimo detalle, hasta el punto de que ambos socios compartan tiempo y espacio en las ruedas de prensa destinadas a comunicar anuncios importantes.

El primer objetivo de la negociación es la elección del presidente del Parlamento andaluz en la sesión constitutiva de la cámara el 27 de diciembre. Según ha sabido Vozpópuli, la intención de Ciudadanos es presentar a Marta Bosquet a la presidencia del Parlamento. Bosquet, cabeza del lista por Almería, es una de las portavoces de la máxima confianza de Marín. Lo lógico es que el PP apoye su candidatura.

Vox, al margen
Ciudadanos pretende mantener a Vox al margen de esta negociación. No reclamará su apoyo, pero tampoco lo rechazará. El partido naranja ha sido más crítico con Santiago Abascal que el PP. Abascal, que aspira a seguir creciendo en el resto del país, ha dicho que sus 12 diputados no serán un obstáculo para sacar al PSOE de la Junta.

A la dirección de Ciudadanos no le hace gracia que le mezclen con Vox. De hecho, como partido integrado en el grupo de los liberales europeos ALDE, ha hecho especial hincapié en combatir populismos como el del Frente Nacional en Francia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.