Cierre de mercados: Italia estropea la pausa en la guerra comercial

La influencia positiva desde principio de acuerdo entre México y Estados Unidos ha seguido flotando en el ambiente del mercado, potenciado por el comentario del Secretario del Tesoro norteamericano diciendo que esta semana se podría llegar a un acuerdo con Canadá, por lo que seguimos disfrutando de ciertas mieles que vienen de una rebaja en la tensión comercial, esperando que estas noticias puedan darse también en las negociaciones con Europa y con China.

Lo anterior ha hecho que el supersector de recursos básicos y el de automoción y recambios sean los mejores del día, primero porque las exportadoras han visto cierta luz al final del túnel, y porque Reino Unido se ha puesto otra vez a funcionar tras el festivo de ayer, así que lo que vivimos en la última sesión se ha descontado hoy, haciendo que las mineras y las petroleras pudiesen moverse algo más, apoyando al índice británico.

Además, el euro ha seguido fortaleciéndose contra el dólar lo que ha hecho que las materias primas pudiesen tener algo más de apoyo, pero no ha sido el caso en el día de hoy, pero este efecto sí que está de fondo, por lo que sigue echando una mano a las mineras.

El verdadero problema lo hemos notado en el mercado secundario de deuda porque en un momento de la mañana Italia empezó a tener problemas serios por aumento de tipos, arrastrando también a España, y de paso al sector bancario, que ha sido una losa para Europa durante todo el día haciendo que el Ibex 35 e Italia fuesen de los peores.

La cuestión es que parece que cuando la atención no está puesta en Italia, vuelve a reclamar sus 15 minutos de gloria en el menor tiempo posible. A la tensión que está creando Italia en el tema inmigratorio en toda Europa, hoy hay que unir los comentarios del Viceprimer Ministro diciendo que quizá el año que viene el déficit esté por encima de lo marcado por Europa. Este comentario se une a lo dicho por algunas agencias de calificación en el sentido de que han hecho una pausa en la revisión de los ratings de crédito a la espera de tener más información acerca de la senda del gasto, lo que ha subrayado que este tema es importante. Más vías de confrontación con Europa no han sentado bien a los inversores, así que en seguida han subido los tipos de interés en el mercado secundario, momento en donde hemos tenido mucha volatilidad porque los tipos de interés son altos con respecto a otros países, así que la caza de rentabilidades ha generado esa mayor volatilidad. El sector bancario no lo ha acabado de ver claro y se ha metido en negativo con los bancos italianos como los peores de la sesión, arrastrando también a otros de la periferia, como los del Ibex 35.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: