Bruselas pedirá a España que aclare su presupuesto ante el riesgo de incumplimiento

La Comisión Europea pedirá aclaraciones al Gobierno sobre los detalles del borrador presupuestario para 2019 en una carta que, según recogen las normas europeas, únicamente se envía a las capitales si los servicios del Ejecutivo comunitario detectan un “riego particularmente grave de no cumplimiento”.

Según han confirmado fuentes de La Moncloa, Bruselas enviará esta misiva en los próximos días (no se descarta que llegue mañana) y no este mismo jueves. También se pedirán aclaraciones a un grupo de cinco o seis países de la eurozona, entre los que, salvo sorpresa, se encontrará Italia.

Las mismas fuentes han precisado que se trata de “aclaraciones” y “detalles técnicos”, así como que no es ni una “advertencia” ni una “llamada de atención”.

También han señalado que el Gobierno tiene “tranquilidad absoluta” por esta cuestión, especialmente después de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, saliese con una impresión positiva del presupuesto español tras su reunió bilateral con Pedro Sánchez.

INQUIETUD POR LA FALTA DE AJUSTE ESTRUCTURAL

El análisis del Ejecutivo comunitario en el caso concreto del plan presupuestario español se centra en averiguar si cumple con el esfuerzo estructural que se exige a España para el próximo año. La senda de consolidación fiscal obliga a adoptar ajustes estructurales equivalentes al 0,65% del PIB, pero el borrador incluye un ajuste del 0,4%, utilizando la flexibilidad que permiten las reglas (dividir medio punto porcentual del esfuerzo en dos años).

Por tanto, el ajuste entraría dentro de lo aceptable según lo estipulado en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, pero antes el Ejecutivo comunitario debe comprobar que efectivamente las medidas anunciadas por el Gobierno suponen efectivamente un esfuerzo compatible con las reglas.

El envío de la carta es el primer paso dentro del procedimiento después de que todos los gobiernos de la zona euro remitiesen el pasado lunes sus borradores presupuestarios para 2019. Bruselas dispone de un plazo de una semana (hasta el lunes) para pedir aclaraciones a aquellas capitales cuyos planes generan dudas, pero esto no significa que vaya a rechazar las cuentas.

Esto ocurriría únicamente si las aclaraciones que remita el Gobierno siguen sin convencer al comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici. En ese caso, se enviaría una segunda carta en la que Bruselas reclamaría un nuevo presupuesto en un plazo de tres semanas.
CALVIÑO: UNA SITUACIÓN UN POCO ESPECIAL

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha reconocido la anomalía que supone enviar a Bruselas un plan presupuestario sin estar respaldado por un anteproyecto de ley de presupuestos, por lo que prevé que la Comisión Europea instará en los próximos días al Gobierno español a enviárselo en cuanto lo tenga. “España tiene una situación un poco especial, porque hemos enviado a Bruselas un plan presupuestario sin tener el anteproyecto de ley de Presupuestos todavía, así que lo normal es que la Comisión Europea nos envíe una carta, tome nota de nuestro plan y nos inste a enviarle en cuanto tengamos el anteproyecto de ley de Presupuestos y cualquier otra información relevante que pueda ser útil para actualizar sus previsiones de aquí a entonces”, ha señalado en los pasillos del Congreso.

Preguntada por cómo fue la conversación que mantuvo anoche el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, respecto a los presupuestos, entre otras cuestiones, afirmó que lo desconoce, ya que no estuvo presente. “El presidente no me ha contado nada después de la reunión que terminó anoche tarde, pero el Gobierno es muy optimista, porque nuestro plan presupuestario está absolutamente en línea con la normativa comunitaria”, ha concluido.

Síguenos y dale al me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Siguenos