Borja Prado llamó a Moncloa para evitar su defenestración en Endesa (Vozpopuli)

¡Que los italianos me quieren largar!”. Borja Prado, el hasta ahora presidente de Endesa, trató de recabar el apoyo del Gobierno de Pedro Sánchez para mantenerse en la presidencia de la multinacional española.

Borja Prado, el ganadero que torea de salón en España e Italia
El que ha sido el hombre fuerte de Mediobanca en España, llamó a Moncloa en un intento desesperado por amarrarse al sillón eléctrico, cuentan en corrillos empresariales de altos vuelos, al percibir que había perdido no solo el apoyo de los italianos de Enel, sino también de Florentino Pérez.

Venta a Enel
Si fue José Luis Rodríguez Zapatero el presidente bajo cuyo Gobierno se permitió la venta de la joya eléctrica española, Endesa, a Enel -en una polémica puja con la alemana Eon-, ¿no iba Sánchez a echarle ahora un capote? ¿Había olvidado el PSOE los favores prestados? Que la exvicepresidenta Elena Salgado encontró acomodo en Endesa, que el exministro Pedro Solbes
lo halló en el consejo de Enel…

¿Había olvidado todo el mundo que su padre, Manuel Colón y Carvajal, gestionó parte del patrimonio del Rey Juan Carlos durante dos décadas? En resumen, ¿había olvidado el mundo entero que lo más español que le queda a Endesa tras la entrada de Enel era él mismo, Borja Prado, dueño del hierro de toros bravos Torrealta, descendiente de Cristóbal Colón?

Al fin y al cabo, Borja Prado no ha hecho otra cosa que aplicar los conocimientos adquiridos, esos que se aprenden en cacerías y en el palco del Santiago Bernabéu: Que en España, en el capitalismo de amiguetes, la empresa y la política, cuando se trata de sacar tajada, van de la mano. Pero en esta ocasión, Moncloa no descolgó el teléfono para acudir al rescate del aspirante eterno a Uno de los nuestros.

Perdida de apoyos en Italia y España
En los últimos meses Borja Prado ha ido perdiendo apoyos tanto en Italia como en España. El primero de ellos, fundamental, el de Mediobanca, el banco italiano que ha estado en la cocina de las grandes operaciones corporativas del país en el último medio siglo, y de cuya división española se hizo cargo Prado en el año 2007. Y después, el de Florentino Pérez.

El presidente de ACS, alter ego de Borja Prado, ha contado con el apoyo financiero de Mediobanca en varias de sus batallas empresariales, tanto en el asalto frustrado a Iberdrola como en la compra de Abertis. Pero, estiman las fuentes consultadas, Florentino Pérez da ya por amortizado a Prado.

“Asistimos a un cambio de época, ya no están los Botín, Alierta, Fainé o Francisco González partiendo el bacalao”, comentan. “Borja Prado pretendía ser uno de ellos, pero esa época pasó”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: