Bayer compra Monsanto y borra su nombre

La multinacional alemana compra el gigante estadounidense de los pesticidas y los transgénicos. El nombre desaparece pero sus productos estrella, como el glifosato, un herbicida señalado por sus efectos cancerígenos, seguirán en el mercado y pasarán a formar parte de la cartera de productos de Bayer.

Pese a la petición de numerosos Estados miembros, la Unión Europea (UE) renovó el año pasado la autorización para su comercialización durante cinco años más. En algunos países como Italia, su uso está restringido.

Una operación valorada en 63.000 millones de dólares (unos 53.000 millones de euros). Se trata de la mayor adquisición de una multinacional alemana en el exterior.

El objetivo de Bayer es reforzar su división de agroquímica, la de mayor peso en el grupo tras la farmacéutica.

Síguenos y dale al me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Siguenos