Así engañó Junqueras al Gobierno que lo salvaba de entrar en quiebran(El Mundo)

Se diría que fue la prehistoria, pero no han pasado ni diez meses. El Rey Felipe VI veía cómo los entonces número uno y número dos de la Generalitat, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras le flanqueaban para posar en la inauguración del Barcelona Mobile World Congress relegando a la segunda fila y tapando a la representante del Gobierno central -financiero clave del evento- Soraya Sáenz de Santamaría. El Monarca pidió a Soraya que se situara junto a él y el astuto Junqueras evitó verse desplazado cogiendo por los hombros a la vicepresidenta con la excusa de evitar que se cayera. La dialogante ministra aceptó el gesto.

La imagen simboliza el que constituye el mayor engaño de un dirigente autonómico al Gobierno Central que se recuerda. El líder de Esquerra pasaba por ser el moderado, el que decía a los ministros que no compartía el alocado calendario hacia la independencia de Puigdemont. Como muestra, estremece la farsa que aflora en el informe de la Guardia Civil al que ha tenido acceso EL MUNDO «acerca del contenido de la agenda de Josep María Jové» en el que detalla durante 62 páginas lo que iba anotando este lugarteniente de Junqueras en su moleskine en fechas de máximo apoyo del Estado. Cuando el entonces vicepresidente de la Generalitat pidió ayuda el 8 de marzo de 2016 a Luis de Guindos para evitar que Standard&Poor’s declarara a Cataluña en selective default, el ministro voló al aeropuerto de El Prat y se movió con la banca, el Tesoro y la agencia de rating para evitar la quiebra de una comunidad autónoma clave. El 18 de marzo, Junqueras fue a Madrid y sorprendió gratamente a Cristóbal Montoro -según el propio ministro- mostrando su compromiso con las cuentas y la estabilidad a cambio del apoyo financiero clave del Estado y anticipos del fondo de rescate FLA. Mientras hacía eso el modosito Junqueras, Jové anotaba esto en su agenda ¡el 31 de ese mismo mes!: «Microrupturas: ¿Más estructuras de Estado? ¿Fecha límite? ¿Cómo hacemos salir la gente a la calle. Necesario avanzar en el proceso constituyentes, pero necesitamos generar más microrupturas».El 28 de abril de 2016, Junqueras asistió por primera vez al Consejo de Política Fiscal y Financiera y, desde la discrepancia política, mostró buena relación con Montoro, que presidió la reunión. El ministro aclaró a todos los consejeros autonómicos que las medidas de control de facturas y transparencia impuestas antaño a Cataluña eran ya iguales para todos y llegó a bromear con que quizá Junqueras sería presidente de la Generalitat y éste le preguntó que si le estaba ofreciendo su apoyo. Montoro lo negó y justificó su afectuoso comentario «por estar tan avanzada la tarde», según el acta en poder de este diario.El 9 de junio de 2016, Montoro desbloqueó 8.816 millones de un nuevo tramo del FLA, de los cuales, 2.346 a Cataluña. Semanas después, transfirió casi otro tanto en concepto de la liquidación del sistema de financiación. Sin embargo, el 30 de junio Jové anotaba en su moleskine que Junqueras, Puigdemont, Artur Mas, JordiTurull y Marta Rovira, entre otros, se habían reunido con esta conclusión: «Es evidente que no habrá ninguna propuesta española, por tanto, unilateralidad».

Aparentemente ajenos, Sáenz de Santamaría y Montoro recibieron el 21 de julio en Moncloa a Junqueras y le adelantaron autorización para que la Generalitat se endeudara en cerca de 700 millones. Se comprueba ahora la debilidad del aparato del Estado -y lo que implica repetir elecciones- para conocer, calibrar y evitar a tiempo fraudes de esta magnitud. Es lógico que se impidiera la quiebra de Cataluña -que habría dañado la imagen de solvencia de España- pero solo aquel riesgo ante S&P daba ya entonces argumentos suficientes para que el Gobierno hubiera intervenido las cuentas de la Generalitat con apoyo de los partidos constitucionalistas abortando en origen lo que describía ya Jové. De hecho, el riesgo ante las agencias de rating fue el esgrimido para intervenir antes del 1-O. Ahora, ante la posibilidad de que los mismos farsantes retomen el poder, destacados empresarios preguntaron el martes a Sáenz de Santamaría en reunión a puerta cerrada en la sede de la patronal catalana qué va a pasar con el artículo 155 tras el 21-D. «El 155 cesa con la investidura de un nuevo presidente, pero si se vuelve a las andadas habrá que actuar», respondió la vicepresidenta. Añadió con razón que el 22 D «el mensaje de un no cambio sería letal», aumentando el daño. De momento la asociación internacional Euromed Capital organiza su reunión anual en Barcelona el 18 de enero y deja ya fuera en su programa a todo representante de la Generalitat. Es solo un primer y pequeño ejemplo de lo que se avecina, si ganan de nuevo los falsarios.

Un comentario sobre “Así engañó Junqueras al Gobierno que lo salvaba de entrar en quiebran(El Mundo)

  • el noviembre 5, 2018 a las 7:12 pm
    Permalink

    Just wanna comment that you have a very decent website , I love the design and style it really stands out.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.