Al menos 50 muertos y 72 heridos tras una explosión cerca de un salón de bodas en Kabul

El Aquarius vuelve a colisionar con las autoridades italianas. El barco está amenazado con ser inmovilizado en caso de que navegue en aguas del país transalpino. Sus responsables están acusados de un supuesto vertido tóxico pero lo cierto es que la embarcación de salvamento de inmigrantes está desde hace meses en el punto de mira del ministro del Interior, el ultraderechista Mateo Salvini, quien se ha felicitado en un tweet por una medida que cree que acaba con el tráfico de inmigrantes.

Michael Neuman, de Médicos sin Fronteras, expresa un sentir bien diferente: “Nuestra sensación es que éste es solo el último paso de una campaña que dura dos años de acoso legal, político y administrativo contra las organizaciones de búsqueda y rescate que operan en el Mediterráneo, lo que acaba en un aumento de las muertes y en la incapacidad casi total de cualquier buque para llevar a cabo sus actividades de investigación y rescate.”

Las autoridades de la región italiana de Catania publicaron este vídeo que pretende mostrar el vertido ilegal de residuos potencialmente tóxicos. Los fiscales investigan a 24 personas por esta causa y han bloqueado 460.000 euros de Médicos Sin Fronteras. La ONG considera que la acusación es parte de una campaña de motivación política con consecuencias letales.

Euronews tuvo acceso exclusivo al Aquarius cuando en junio Italia se negó a aceptar a los inmigrantes que había rescatado. Finamente, España aceptó la acogida. El barco sigue bloqueado en Marsella y su destino depende de las autoridades francesas.

“Aquí en Marsella todo sigue igual para el Aquarius. El equipo de SOS Mediterráneo confirma que hasta ahora no ha recibido ninguna notificación de las autoridades francesas sobre la incautación decidida por los magistrados sicilianos de Catania, el mismo Tribunal que también ordenó la reciente inmovilización del Open Arms. Puede que no haya un rogatorio real, sino una orden de ejecución en el marco de las normas de la Unión Europea”, concluye Giorgia Orlandi, corresponsal de Euronews en Marsella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.